Categorías

Deportes en invierno

284 0

Practicar deporte en invierno es beneficioso para nuestro organismo. El deporte invernal por excelencia es el esquí. Este deporte fortalece los músculos de las piernas y del tronco, aportando flexibilidad a todo el cuerpo.

Antes de hacer cualquier tipo de deporte en invierno, hay que realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento durante 10 ó 15 minutos. Para evitar lesiones, tenemos que llevar el equipamiento adecuado y tener el estado físico idóneo, realizando los ejercicios de entrenamiento necesarios para cada deporte. Existen cremas para prevenir los dolores musculares aplicándolas antes del ejercicio. Y también cremas analgésicas para los golpes o agujetas por si fueran necesarias. Además en la farmacia disponemos de prendas ortopédicas específicas que aportan sujeción y calor para las articulaciones, como tobilleras, rodilleras, calcetines, etc.

Hay que tener en cuenta que a causa del frío y la actividad muscular las necesidades calóricas son más elevadas. Antes y después de la actividad deportiva hay que tomar un aporte glúcido y alimentos ricos en calorías como los frutos secos. En tu farmacia encontrarás complementos alimenticios que te ayudarán a conseguirlo.

El frío influye negativamente en nuestra piel. Aparte de protegerla usando protectores solares y labiales de laboratorios farmacéuticos especializados, debemos hidratarla adecuadamente. Hay patologías de la piel como la psoriasis o la dermatitis atópica que empeoran considerablemente con el frío. Otros problemas de la piel en invierno son los sabañones, la acrocianosis, la urticaria por el frío y el fenómeno de Raynaud, muy importante para las personas con problemas de circulación. Aparte de protegerse con ropa adecuada, como guantes, calcetines, gorros, bufandas, etc. hay que evitar el tabaco, ya que la nicotina contrae las arterias. Es bueno tomar frutas y verduras. No utilizar jabones abrasivos. Y aplicar cremas específicas para cada caso, consultando a su especialista de farmacia.

Los ojos también han de ser protegidos del frío y del sol. El reflejo de la nieve o el hielo daña los ojos. Se recomienda el uso de gafas de sol adecuadas. 

Deja un comentario

Inicia sesión para poder comentar